La excelente obra  teatral de John Priestley, interpretada por el grupo de Teatro del Ático, se presentó a sala llena en el Colegio de Escribanos de San Isidro (Chacabuco 484). Fue a beneficio de la Escuela de islas Julián Anguiano.

La familia Birling
La familia Birling

Como ocurre cada vez que se presenta una obra de teatro, el salón auditórium de la Delegación San Isidro del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires estuvo colmado. Y esta vez las dos funciones, realizadas los viernes 26 de agosto y 2 de septiembre, desbordaron de público.

Esta vez, la gran obra convocante fue “Ha llegado un inspector”, de  John Boynton Priestley, interpretada por la compañía Teatro del Ático.

Parte de la recaudación se destinará a la Escuela Nº 13 “Julián Anguiano”, ubicada en Río Carapachay y Canal 8, Tigre, establecimiento educativo con la que el Colegio de Escribanos de San Isidro mantiene una relación de padrinazgo desde hace muchísimos años. A esta unidad educativa asisten chicos de los niveles inicial (Jardín 928), primario (Escuela N° 13) y secundario (Secundaría Básica N° 46). En total cursan en esta escuela cerca de 100 alumnos que llegan en lanchas.

Como toda propuesta de la compañía Teatro del Ático, la obra presentada, que es un clásico, cautivó al público desde el principio al final. La inesperada visita de un inspector de policía a la casa de la familia Birling cuando estaba festejando el compromiso de su hija es el disparador para el mensaje que esta obra quiere expresar: La injusticia, la irresponsabilidad, la falta de sensibilidad y la crueldad.

Teatro Publico (Large)

Esta versión es dirigida por Horacio Vicente López con las actuaciones de Julio Graham, Juan Cafferata, Luz Bonura, Julio Zola, Mónica Marmolini, Tomás Guyot y Rosita Domínguez.